Crónica de un regreso

Saturday, April 22, 2006

SEVERA VIGILANCIA
Hoy me impidieron ingresar a un supermercado con mi bolso, tuve que dejarlo en custodia. De inmediato escucho una voz por el altoparlante que anuncia: ¡Porque Santa Isabel te conoce! (Para mis amigos extranjeros: Santa Isabel es el nombre de una gran cadena de supermercados y ése es su lema) Realmente quedé perplejo... Recuerdo que durante una de mis desafortunadas estancias en Alemania, ingresé a un supermercado en Heidelberg: le pregunté a mi acompañante si podía ingresar con mi bolso, me dijo: ¡por supuesto! ¿por qué no habrías de poder? Le expliqué cómo era el asunto en Chile y me replicó: aquí nunca entraríamos a un negocio en el que nos tratasen tácitamente de ladrones. He ahí la diferencia entre primer y tercer mundo.
Aquí, en todas las tiendas, farmacias, almacenes, etc. , estamos rodeados de cámaras y guardias de seguridad, con sus vistosos uniformes que recuerdan, a cada instante, los viejos tiempos de la dictadura.
A propósito, no comprendo por qué a los negocios les ponen nombres de santos. Eso dice mucho de nosotros.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home